El Reino Unido y el Warner Bros. Studio Tour – The Making of Harry Potter

La semana pasada, aprovechando que mi novia regresaba para Londres donde yo ya llevaba una semana y pico tras las vacaciones de navidad, decidimos ir al museo que la Warner Bros ha montado a las afueras de Londres, donde se encuentran los estudios en los que se rodaron las películas de Harry Potter. Como fanáticos que somos los dos del mago de marras, nos faltó tiempo para comprar las entradas y visitarlo.

Entrada de Warner Bros. Studio Tour

Entrada de Warner Bros. Studio Tour

El museo/estudio está en Watford Junction, al norte de Londres y se llega en media hora en tren desde la estación de trenes de Euston + 15 minutos de autobus desde Watford Junction hasta el lugar.

Cómo llegar hasta Warner Bros Studio Tour

Cómo llegar hasta Warner Bros Studio Tour

El lugar está cubierto casi al completo exceptuando el escenario que simula el número 4 de Privet Drive y el puente de madera de Hogwarts. Yo no había estado nunca en un estudio de rodaje y me quedé bastante alucinado de lo pequeños que son los diferentes escenarios y lo grandes que parecen luego en la pantalla.

Por supuesto, me inflé a sacar fotografías así que sólo tenéis que seguir bajando para verlas.

La visita empieza realmente en la cola de entrada en la que se puede ver el armario debajo de la escalera en el que vivía Harry Potter en casa de los Dursley.

Fotos de los Dursley

Fotos de los Dursley

Habitación de Harry Potter

Habitación de Harry Potter

Tras esto, se pasa en grupos de unas 50 personas a una salita en la que una chica te hace una primera introducción a lo que ha sido Harry Potter en todo el mundo y una pequeña mini entrevista con los productores en la que se van alternando carteles de las películas de diferentes países. Tras esto, se pasa a una salita de cine en la que un simpático presentador te da la bienvenida y te dice que lo primero que vamos a hacer es ver las 8 películas seguidas. Por supuesto está de coña pero ojalá hubiera sido así. Por el contrario, te ponen una pequeña introducción de lo que es el museo contada por los tres actores principales de las películas de Harry Potter: Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint. Ya solo con esto te empiezas a emocionar y al terminar el vídeo, te dejan a las puertas del gran comedor levantándose la pantalla de cine y teniendo ante ti la misma puerta que vieron por primera vez Harry, Ron y Hermione al llegar con 11 años a Hogwarts.

Entrada al gran comedor

Entrada al gran comedor

La misma chica del principio de la guía invita a los cumpleañeros a ayudarla a abrir la puerta y con ello entramos en uno de los escenarios más fantásticos de las películas: el gran comedor.

El gran comedor desde la mesa de profesores

El gran comedor desde la mesa de profesores

Aunque sólo había 2 mesas, sí que se apreciaba espacio suficiente para colocar las 4 mesas que existían durante el rodaje pero es el primer lugar en el que uno se da cuenta de cómo un sitio pequeño (relativamente) se ve posteriormente gigantesco en la pantalla. En la misma sala se podían ver, asimismo, los diferentes uniformes de cada casa y la zona de la mesa de profesores.

Uniformes de Hufflepuff

Uniformes de Hufflepuff

Uniformes de Ravenclaw

Uniformes de Ravenclaw

Uniformes de Slytherin

Uniformes de Slytherin

Uniformes de Gryffindor

Uniformes de Gryffindor

Si bien es un escenario en el que podrías pasar muchísimo tiempo, al haber otro grupo que viene detrás teníamos que salir del escenario bastante rápido.

Maniquíes de Hagrid y Filch

Maniquíes de Hagrid y Filch

Maniquíes de los profesores de Hogwars

Maniquíes de los profesores de Hogwars

Maniquíes de los profesores Flitwick, Ojo-loco Moody y Trelawney

Maniquíes de los profesores Flitwick, Ojo-loco Moody y Trelawney

Sin embargo, tras esto la visita es libre así que uno puede ir por donde le da la gana.

Otra foto más del gran comedor desde la puerta lateral de la mesa de profesores

Otra foto más del gran comedor desde la puerta lateral de la mesa de profesores

En la zona libre del museo/estudio lo primero que uno se encuentra son diferentes elementos de atrezzo y unas pantallas con vídeos explicando cómo se crearon y cómo los utilizaron después.

Uniforme de Beauxbaton

Uniforme de Beauxbaton

Cartel de preso de Azkaban y otros elementos

Cartel de preso de Azkaban y otros elementos

La copa de los tres magos y el huevo de oro de Harry

La copa de los tres magos y el huevo de oro de Harry

Los diferentes escenarios están puestos unos junto a otros como si fuera una galería y puedes ir visitándolos a tu gusto porque hay muchísimo espacio y no está todo a rebosar de gente.

Panoráma de la sala común de Gryffindor

Panoráma de la sala común de Gryffindor

Panorámica del aula de pociones

Panorámica del aula de pociones

Los escenarios que más me gustaron fueron el despacho de Dumbledore y la sala común (aunque curiosamente, el panorama que mejor me salió fue el del dormitorio de chicos de Gryffindor.

Panorámica del dormitorio de chicos de Gryffindor

Panorámica del dormitorio de chicos de Gryffindor

Panorama del despacho de Dumbledore

Panorama del despacho de Dumbledore

El despacho de Dumbledore era uno de los escenarios con más elementos de las películas. Entre otros, estaban el pensador de Dumbledore, la espada de Godric Gryffindor o el sombrero seleccionador.

El pensador del despacho de Dumbledore

El pensador del despacho de Dumbledore

La espada de Godric Gryffindor

La espada de Godric Gryffindor

El despacho de Dumbledore tenía infinitas cosas

El despacho de Dumbledore tenía infinitas cosas

El despacho de Dumbledore tenía dos niveles y al superior no se podía acceder porque estaba lleno de elementos que la gente podría romper o robar. Entre ellos, está la silla telescopio de Dumbledore que no se puede ver a penas en las películas pero que es digno de ver (nosotros lo vimos en el libro de recuerdo del museo que nos compramos).

Parte superior del despacho de Dumbledore

Parte superior del despacho de Dumbledore

Algunos elementos eran difíciles de encajar si no se veían en contexto pero por su tamaño los ponían a la vista independientemente.

El reloj gigantesco de los exámenes TIMO

El reloj gigantesco de los exámenes TIMO

Puerta de entrada a la cámara de los secretos

Puerta de entrada a la cámara de los secretos

Un ejemplo de ello es la caseta de Hagrid que aunque está en los terrenos de Hogwarts, en el estudio no la podían colocar en un descampado.

La caseta de Hagrid

La caseta de Hagrid

La caseta de Hagrid desde una ventana lateral

La caseta de Hagrid desde una ventana lateral

Había una zona en la que se mostraban los diferentes vehículos voladores (escobas, la moto voladora de Sirius Black, etc.) y te los mostraban en un croma. Junto a esta sección, había una atracción en la que te podías vestir con las ropas de Hogwarts y montarte sobre una escoba frente a un croma y hacer una grabación y sacarte una foto volando como si fueras Harry en un partido de Quidditch. Sin embargo, el realismo del vídeo dejaba mucho que desear y para llevarte la foto había que pasar por caja (oh, sorpresa…).

La distribución de las cosas no sigue exactamente el mismo orden de las películas pero sí que uno va apreciando según avanza por el lugar que las cosas que va viendo corresponden a películas posteriores. Es como si avanzaras por toda la historia semi-cronológicamente.

El despacho de la profesora Umbridge

El despacho de la profesora Umbridge

Maniquíes de los Mortífagos

Maniquíes de los Mortífagos

En la zona al aire libre donde están los anteriormente citados número 4 de Privet Drive y el puente de madera de Hogwarts está también el Autobus Noctámbulo. Pero no solo eso sino que hay también un chiringuito en el que venden Cerveza de mantequilla (que no tiene alcohol) como la que tomaban los estudiantes de Hogwarts en el bar de Las 3 escobas de Hogsmeade.

El autobus noctámbulo

El autobus noctámbulo

El puente de madera de Hogwarts conmigo encima

El puente de madera de Hogwarts conmigo encima

Tras la zona al aire libre, que podría tomarse como un lugar donde hacer un descanso si no fuera porque hacía un frío horrible, se pasa a la segunda parte del lugar que empieza con una sección dedicada al maquillaje (centrándose principalmente en el maquillaje de los duendes con un video documental dirigido por Warwick Davis, el actor que encarna a Griphook y al profesor Flitwick y que es famoso por su papel de Willow). También se pueden ver esculturas de los diferentes animales fantásticos de la saga.

Buckbeak

Buckbeak

De aquí se pasa a uno de los escenarios más emblemáticos del universo de Harry Potter: El callejón Diagón.

El callejón Diagón

El callejón Diagón

Por supuesto, ninguna de las tiendas es accesible, porque en realidad no hay tiendas sino que está decorado como si lo fueran. El lugar es bastante pequeño sobre todo si lo comparamos con la sensación que da en la pantalla al verlo en la primera película.

Gringotts, el banco de los magos

Gringotts, el banco de los magos

La tienda de Sortilegios Weasley

La tienda de Sortilegios Weasley

La tienda de artículos de Quidditch en la que venden una Firebolt

La tienda de artículos de Quidditch en la que venden una Firebolt

La tienda de varitas mágicas de Ollivander

La tienda de varitas mágicas de Ollivander

En el escenario, la luz iba cambiando del día a la noche para que vieras la misma diferencia que se ve en las películas.

Vista del callejón Diagón con iluminación nocturna

Vista del callejón Diagón con iluminación nocturna

Lo mismo que la anterior pero con iluminación diurna

Lo mismo que la anterior pero con iluminación diurna

Una de las cosas que más me dejó alucinado fue el castillo. Por supuesto, no construyeron un castillo entero para el rodaje.

Mini-maqueta de Hogwarts

Mini-maqueta de Hogwarts

Sin embargo, lo que sí hicieron fue construir uno a escala para rodar todas las escenas aéreas y luego jugar con cromas.

Gran maqueta de Hogwarts

Gran maqueta de Hogwarts

Maqueta gigante del castillo de Hogwarts

Maqueta gigante del castillo de Hogwarts

Grabé un vídeo al vídeo que se podía ver en las pantallas táctiles que tenían allí para poder ver los diferentes usos que habían hecho del castillo.

Tras la parte del castillo se llega a la última cosa que se puede visitar en lo que son los escenarios en sí: la tienda de varitas de Ollivander’s. Tenían puestas un monton de cajitas como las que se ven en la primera película. Todas las cajas tenían un nombre escrito a mano.

Tras la visita al museo en sí, se llega a la tienda de regalos y recuerdos de Harry Potter donde un servidor se sintió altamente tentado de comprarse el uniforme de colegio con capa y toda la pesca pero al final desistí en la idea porque suponía un desembolso de dinero exagerado (y más viendo que por internet se puede comprar el mismo traje mucho más barato). No obstante, sí que me compré una bufanda de Ravenclaw (casa a la que pertenecería según el test de entrada que hice hace más años que la leche) y un par de ranas de chocolate como las que comían Harry y Ron en el tren de camino a Hogwarts. Por supuesto, vienen con cromos coleccionables. Me tocaron Helga Hufflepuff y Salazar Slytherin. Por lo visto hay 5 cromos (los 4 fundadores y Dumbledore).

El pack de rana de chocolate

El pack de rana de chocolate

Rana de chocolate

Rana de chocolate

 

Cromos de magos de las ranas de chocolate

Cromos de magos de las ranas de chocolate

La verdad es que fue una experiencia muy bonita y de esas cosas que disfrutas de verdad si eres un auténtico fanático.

This entry was posted in entretenimiento, Reino Unido and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.