El Reino Unido y el trabajo

Una de las cosas más importantes cuando te vas a un país extranjero es tener una razón para hacerlo. Cualquier cambio de residencia implica gastos si sois como yo que vivís en casa de vuestros padres. Hay que pagar un alquiler y generalmente suele ser lo que más coste supone al mes. Para poder subsistir hay que tener una de dos cosas: o dinero o trabajo. Por supuesto, tener dinero es lo mejor que podría pasarte ya que te puedes tocar la gaita y vivir sin problemas, pero como eso lo podrías hacer en tu país igualmente, ¿para qué irse a un país en el que es festivo nacional cuando se ven los rayos del sol? Lo normal, es que busques un trabajo (a menos que vayas a estudiar, en cuyo caso desaconsejo completamente trabajar hasta que tengas un nivel intermedio del idioma).

Buscar un trabajo

Buscar un trabajo

La búsqueda de trabajo generalmente varía de país a país. Mientras que en España la gente va empresa por empresa echando currículos (ya sea en persona o por infojobs), en el Reino Unido la práctica habitual suele ser buscar trabajo a través de reclutadores. El reclutador, o recruiter en inglés, es una persona que está especializada en filtrar CVs de gente para conseguir la persona más idónea para un puesto y viceversa, también se encarga de buscar el puesto más adecuado para una persona en base a su CV. No puedo asegurar que esto sea así para todos los oficios, pero para el tema de informática desde luego que lo es. Por supuesto, se puede ir empresa por empresa echando CVs pero el volumen de empresas de informática que hay en el Reino Unido y más concretamente en Londres es tan inmenso que podrías pasarte años antes de echar el CV en todas las empresas. Además, hay que tener conocimiento de si la empresa está buscando a alguien o no ya que no todas van a guardar tu CV “por si acaso”.

Es más, son las mismas empresas las que mandan sus ofertas de trabajo a las agencias de reclutadores puesto que se ahorran tener a una persona de recursos humanos destinada a la búsqueda de candidatos. Por supuesto, estas empresas no son ONGs al servicio del bienestar del país sino que cobran por su servicio. Sin embargo, sólo cobran si consiguen colocar un candidato en la empresa. Cuando esto sucede, la empresa contratante paga a la reclutadora por sus servicios y además prima a dicha empresa si el trabajador sigue por un plazo de 6 meses y otra vez si aguanta 2 años (son cifras que varían seguramente entre países pero es lo que he leído por internet). Por tanto, el reclutador sólo cobra si te coloca. Si no lo hace, se queda sin ver un duro por su trabajo. No obstante, para el trabajador cualificado para un puesto es la manera más sencilla de acceder al mercado laboral.

Yo he tenido la suerte de tratar con varios reclutadores. Unos mejores y otros no tan buenos. Por supuesto, el mejor es el que ha conseguido que una empresa londinense me contratara pero para ponerme en contacto con ellos (o más bien ellos se pusieran en contacto conmigo) lo que hice fue más bien lo que habría hecho yo en Bilbao.

Mi idea era ir echando suerte por Internet a ver si salía algo para que cuando estuviera en Londres ya más establecido pudiera empezar a ir a hacer entrevistas. Busqué ofertas de lo mío (desarrollador PHP con Symfony) en dos páginas: jobsite.co.uk y reed.co.uk. Ambas son muy similares a Infojobs pero tienen infinitas más ofertas que la española. Lo curioso es que yo echaba mi CV a través de las muchas ofertas que había y se ponían en contacto conmigo desde empresas de reclutadores. Yo hasta entonces no sabía qué era esto de los reclutadores así que investigué un poco por internet y resultó ser que era una cosa de lo más común por Europa. En cualquier caso, yo tenía que conseguir un trabajo y si esta gente iba a ayudarme en ello, yo encantado. La semana siguiente de haber echado los CVs, igual recibí 6 llamadas de diferentes compañías de reclutamiento. Solo era un primer contacto pero el hecho de que no descartaran mi CV ya me decía una cosa: he traducido bien el curriculum.

La cosa es que había un par de ofertas que parecían más hechas para mí que otras. Para una de ellas me ofrecieron hacer una entrevista con la empresa 2 días más tarde. Estaba alucinando porque aquello iba rapidísimo. La entrevista fue un desastre completo. El sonido era horrible porque el otro tío hablaba en una sala con eco metálico y teniendo en cuenta que me hablaba en inglés con un acento ruso/ucraniano, no me estaba enterando de nada. No volví a saber de esta empresa ni del reclutador. De la otra oferta pasó casi una semana hasta que volví a saber algo. Me llamaron y me dijeron que en la empresa habían contratado a un nuevo coordinador y que la contratación se había demorado un poco pero que iban a tener una reunión con el nuevo coordinador y que le hablarían de mí. El lunes siguiente me llamó el reclutador para decirme que tenía una entrevista con la empresa. Era una entrevista inicial con el nuevo CTO de la empresa y quería que le contara un poco mi experiencia laboral. Le conté lo que había hecho y por lo visto le gusté bastante así que me dijeron para hacer una entrevista, esta vez técnica, por Skype 2 días más tarde. En esta ocasión me atendió un chico del departamento técnico que me preguntó qué tipo de cosas había hecho, y me puso dos casos en los que debía proponer una resolución programática (nada de picar código, solo hablarle de metodologías). Debí de bordar la entrevista según me contó el recruiter posteriormente. Cinco días más tarde de hacer aquella entrevista, me ha llegado una oferta de esta empresa que pienso aceptar sin dudarlo. Todo esto ha sido en un plazo de 1 mes y desde Bilbao. Imaginaos lo que habría sido si hubiera estado allí yendo de empresa de reclutadores en empresa de reclutadores. Habría podido conseguir trabajo probablemente en menos de 2 semanas.

Esta ha sido mi experiencia buscando trabajo en el Reino Unido. Os voy a dejar el contacto del reclutador que me ha ayudado a encontrar trabajo a mí:

Rory Ling – 48 Digital – Perfil en LinkedIn 

Está especializado en PHP, Drupal, Ruby on Rails, Magento y desarrolladores backend y frontend pero seguro que encuentra algo si sois de desarrollo Open Source.

This entry was posted in Reino Unido, trabajo and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to El Reino Unido y el trabajo

  1. zordor says:

    Enhorabuena tio! Menudo maquina que estas hecho! :)

    • Eneko says:

      Gracias! La verdad es que he tenido bastante suerte con la empresa que me ha cogido porque es bastante importante aquí pero en general, con las ofertas que hay en informática, algo sale sí o sí. Siempre, claro está, que se esté dispuesto a cambiar de registro si es necesario.